LA MISION CUMPLIDA

LA MISION CUMPLIDA
  • "Ciertamente llevó él nuestras enfermedades, y sufrió nuestros dolores; y nosotros le tuvimos por azotado, por herido de Dios y abatido.  Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados."  Isaías 53: 4-5. El Padre Celestial en su grande amor por la humanidad envió a su único hijo, Jesús, a cumplir la misión de cerrar la brecha que el pecado había abierto entre Dios y el hombre.  La desobediencia en el jardín del Edén causó que el libre acceso que el hombre tenía para relacionarse con Dios fuera interrumpido.  Dios en su gran amor por la humanidad envió a su Hijo para restaurar esa relación.
  • Una relación que necesitamos para poder tener vidas completas mientras duremos en la Tierra.  Su presencia en nuestras vidas nos ayuda a ser vencedores y capaces de alcanzar innumerables metas en nuestro diario vivir.  Nuestra imprescindible relación con Dios, es necesaria, para ser salvos y poder ir a morar con él.  De otra manera, tendríamos muerte eterna.
  • Su sacrificio en la cruz, muestra del amor incondicional del Padre Celestial, nos ayuda a vivir felices, sin afanes, y sin preocupaciones.  Jesucristo se dio a sí mismo para salvarnos.
  • Jesús murió y al resucitar nos dio salud cumpliendo su misión.
  • Por tanto,  él nos sana de toda enfermedad.
  • Jesús murió y al resucitar nos perdonó de nuestras maldades cumpliendo su misión.
  • Ya que, él llevó todo el pecado del mundo sobre sus hombros.
  • Jesús murió y al resucitar nos acerco a Dios cumpliendo su misión.
  • Pues, él es el único intermediario entre Dios y el hombre.
  • Jesús murió y al resucitar nos dio vida eterna cumpliendo su misión.
  • Pronto, vendrá por una iglesia santa y nos llevará a las Bodas del Cordero.
  • Entreguémonos a Jesús por completo para vivir una vida que le agrade a él.
  • Vivamos, según, su Palabra porque es Vida para nuestro ser.
  • Busquémosle con devoción para que él bendiga nuestras almas y se manifieste en cada uno de nosotros con el PODER de su Espíritu Santo.
  • Esperemos en su Bendita Esperanza porque PRONTO vendrá a buscar una iglesia sin manchas que él redimió con su Sangre preciosa.
  • "Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda más tenga vida eterna.  Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él."  Juan 3: 16-17
  • Recordemos que este sacrificio no fue en vano.  Vivamos para Cristo. Amén